Las diferentes marcas que operan en el mercado local ya tienen en psique los lanzamientos que concretarán el año próximo, en el que los autos importados van a explicar alrededor del ochenta por ciento de las presentaciones, en su mayor parte procedentes de USA, Europa, Corea y China en las gamas medias y altas del mercado.

Este cuadro de situación se potencia con el dato de que en el último trimestre del año la demanda de autos importados pegó un salto de más del treinta por ciento .

Entre los modelos importados que van a llegar a lo largo del primer semestre de dos mil diecisiete se resaltan los pertenecientes al segmento de gama alta, entre ellos, los Alfa Romeo 4C y Giulia; los Audi S4, A5 (Coupe, Sportback y Cabrio), Q5, Q2 y R8; los BMW M3, M4, Serie cinco y Serie 7; los DS3 y DS5; las Ferrari California T y cuatrocientos ochenta y ocho GTB; los Jaguar F-Pace y F-Type Coupe; las Maserati Ghibli y Levante; los Porsche setecientos dieciocho Boxster, setecientos dieciocho Cayman, el nuevo novecientos once y el Panamera; los Mercedes-Benz Clase G y Clase GLC Coupé, y el Volvo S90.

En la categoría de autos de media gama y media alta, los modelos previstos para el dos mil diecisiete son los Chery Arrizo cinco y Tiggo 2; el Citroën C4 Cactus; el Fiat ciento veinticuatro Spyder; los Ford Kuga, Mondeo y S-Max; el nuevo Hyundai i30; los Kia Cerato y Rio; los Jeep Compass y Cherokee; el Nissan Kicks; el Renault Koleos; los Peugeot trescientos uno, tres mil ocho y cinco mil ocho y los Volkswagen Passat, Golf y la Tiguan.

Valentina Solari, directiva de Marketing de Citroën y DS Argentina, afirmó a Télam que “este año hemos aumentado las ventas de nuestra marca DS en más de un treinta por ciento y aguardamos afianzarnos en dos mil diecisiete con la llegada de nuevos modelos”.

Por su lado, Ignacio Echevarría, directivo General de Kia Argentina, adelantó el lanzamiento de nuevas versiones y cambios esenciales en los modelos Sportage, Carnival y Sorento procedentes de Corea. “Estamos persuadidos que dos mil diecisiete va a ser el año de nuestro despegue con un incremento en las ventas sobre el veinticinco por ciento y múltiples novedades, entre ellas, el nuevo sedán Cerato fabricado en México”.

En tanto, Conrado Wittstatt, gerente General de Audi Argentina, afirmó que “vamos a acabar el dos mil dieciseis con más de un treinta por ciento de ventas que el año pasado, razón por la que ya planeamos la llegada de modelos que nos solicitan nuestros clientes del servicio como los nuevos A5, A5 Sportback, el Q5 y un súper deportivo que hacía rato deseábamos vender en el país que es la coupé R8”.

Las terminales locales asimismo tienen previsto sus lanzamientos de autos importados que, en su mayor parte, van a tener como escenario el Salón Internacional del Vehículo que se efectuará del diez al veinte de junio de dos mil diecisiete en La Rural del distrito porteño de Palermo.

Por el lado de General Motors está todo dispuesto para la llegada del nuevo Chevrolet Camaro en su sexta generación, un deportivo de motorización V8 y más de quinientos caballos de potencia. Otra marca que piensa en añadir a su porfolio un auto deportivo es Fiat Chrysler Automobile (FCA) con su modelo Dodge Challenger, importado de USA y exhibido últimamente en el Motor Espectáculo de San Pablo, Brasil. En la medida en que Ford Argentina está planificando el arribo de su Mustang Cabrio para llenar su gama deportiva al lado de la versión cupé que en nuestros días se vende en el país a o bien dólares americanos s noventa y cinco.

Otros automóviles importados previstos para el dos mil diecisiete que van a llegar de Corea y China son la pick-up Foton Tunland; los camiones urbanos Isuzu D-Max y Hyundai H350, como los Lifan Foison Box y MyWay.