Por una nota publicada en el diario infobae el instituto educativo argentino procedió a demandarlo. En el año 2012, infobae titulaba “Multan a instituto que ofrecía títulos truchos”. La nota reproducía brevemente que una estudiante había realizado una denuncia frente a la defensoría del consumidor, dado que la institución publicitaba sus carreras en conjunto con la frase “títulos oficiales”.

Tiempo después infobae escribía una breve noticia al respecto. Sin embargo el diario fue demandado por la institución, debido a que la noticia no había sido corroborada. Por que si bien la causa había prosperado en la primera instancia, esto había sido posible dado que las notificaciones habían sido a una dirección errónea.

Luego como fue demostrado la denuncia había sido presentado por una alumna, quien también había sido quien la recibió, porque era que la encargada de la nueva sucursal de defensa al consumidor; la cual se encontraba en situación precaria dado que la oficina no se encontraba completamente operativa, y si esta no recibía las suficientes denuncias, sería cerrada.

Por estos motivos la institución realizó la demanda al portal infobae al no haber corroborado la noticia, ni haber otorgado el correspondiente derecho a replica.