La oposición se unió y dio la sorpresa en Miembros del Congreso de los Diputados al llegar a un acuerdo para un proyecto único de Ganancias alternativo al del oficialismo. “Luego de un fuerte trabajo que hemos efectuado en comisión unificamos la mayoría de los dictámenes de la oposición en un único proyecto”, dijo en conferencia de prensa Oscar Romero, del bloque justicialista.

Conforme el nuevo proyecto, la cifra del nuevo mínimo no imposible sería 33.500 pesos para solteros y cuarenta y cuatro mil pesos para casados con 2 hijos.

“Lo que hemos conseguido el día de hoy aquí es que la mayor parte de la oposición ha podido unificar dictamen. Esto desea demostrar que más allá de los intereses sectoriales y políticos que cada uno de ellos de nosotros podemos llegar a representar, han predominado los trabajadores”, explicó Romero.

“Tenemos en claro que acá hay intereses que han querido poner en contraposición. Se ha hablado mucho sobre la posible disputa que podría llegar a haber entre aquéllos que pagan impuesto a las ganancias y las provincias que podrían quedar desfinanciadas. Hay miembros del Congreso de los Diputados que representan a las provincias y la representan muy bien”, agregó.

“Con este proyecto baja substancialmente la cantidad de gente que debe abonar este impuesto. El primer tema que se tratará es el del oficialismo, que estimamos que no llegue a los votos”, aseguró Héctor Recalde, que adelantó que el proyecto único opositor será tratado después del discute de la Urgencia Social, que en estos instantes se desarrolla en la cámara Baja.

Graciela Camaño, del Frente Renovador, manifestó que “no discutir ganancias ya antes de discutir las igualitarias condiciona ganancias” y añadió que “de ahí que este grupo de diputados teníamos la voluntad política y el convencimiento de la necesidad de representar la voluntad mayoritaria del pueblo, respecto al impuesto. No estamos haciendo nada heroico: estamos cumpliendo nuestro deber”, sentenció Camaño.

Victoria Donda, de Libres del Sur, expresó “alegría” y destacó la cantidad de manifestaciones que hubo estas semanas en las calles. “Estamos tratando dos leyes que deben ver con los trabajadores: con los registrados y los no registrados. Y eso es por una sola razón. Porque los opositores nos pusimos conforme empujados por la movilización en la calle de estos trabajadores”.

“Van a comenzar a abonar Ganancias los campos financieros y las mineras, como nunca deberían haber dejado de pagar”, apuntó la dirigente del frente Progresistas. “Si alguien piensa que es una derrota del oficialismo es por el hecho de que están representando otros intereses, no los de los que más necesitan”, lanzó.

En ese sentido, Alicia Ciciliani, del Partido Socialista, sintetizó la diferencia del nuevo proyecto opositor con el del Gobierno. “Este acuerdo que hemos conseguido no es un blanco y negro para llevar al recinto: son las 6 y media de la tarde y queremos lograr proseguir discutiendo en el circuito para lograr un pacto y una ley que se haga realidad. La diferencia substantiva entre este proyecto y el del oficialismo es la tabla de los que están implicados en este impuesto”, explicó.

“La filosofía de que paguen menos, mas que paguen todos, no la compartimos: es mandar a pagar a los de menores ingresos para aliviar la carga de los de mayores ingresos. Ese es el proyecto del oficialismo”, mantuvo.

Facundo Moyano, del Frente Renovador, asimismo en la mesa de la oposición, se refirió a la voluntad política de la oposición: “Es un acuerdo que alcanzamos con total responsabilidad, separándonos de la demagogia del oficialismo cuando en campaña afirmó que iba a eliminar este impuesto”.

Kicillof explicó que volverá las retenciones a las mineras y se impondrá un impuesto al juego: será de setenta y cinco por cien al juego en línea y de 10 por cien a las máquinas . Asimismo habrá modificaciones en el terreno judicial, exento el día de hoy del pago del tributo: “Se va a votar que a partir de ahora, los nuevos magistrados paguen el impuesto a las ganancias. No así los empleados”, confirmó.